La comida española

Aprender y hablar un idioma es mucho mejor si hay algo de comida de por medio. De hecho, una de las formas más comunes de conocer una nueva lengua y una nueva cultura es a través de la gastronomía, y de eso España sabe mucho, ¡ya que cuenta con una riqueza gastronómica infinita! 🍽 🥘 Por este motivo, hoy os presentamos algunos de los platos (dulces incluidos) más representativos de la península ibérica. ¿Te apuntas a saber más de la lengua de Cervantes mediante la comida? 🤤

Paella valenciana

Aunque la paella tiene su origen en la Comunidad Valenciana, es un plato que ya se ha extendido por todo el país, pero claro, si quieres comer una buena paella, la provincia de Valencia es la adecuada. ¿Pero qué ingredientes tiene la paella? Este plato típico se cocina con muchos productos autóctonos de su zona de procedencia: arroz, carne (normalmente de pollo y albóndigas de carne), judía verde, alubia blanca y garrofón. Sin embargo, es cierto que hay zonas de la Comunidad Valenciana en las que le añaden otros ingredientes como carne de conejo o pimentón rojo.

En cuanto a sus orígenes, la paella era un alimento muy humilde que cocinaban los campesinos a partir de los ingredientes que les daban los cultivos de la zona; buen ejemplo de producto valenciano es el arroz, cultivado en la Albufera, en la provincia de Valencia.

Para conocer un poco más de la cultura española, debéis saber que este plato se suele comer todos los domingos con la familia.

Tortilla

La tortilla de patatas es otro plato muy simbólico de la gastronomía española, tanto que existe una especie de divertida “rivalidad” entre las persona que prefieren la tortilla con cebolla y las que la quieren sin cebolla. ¡Otro rasgo cultural! Respecto a este plato, no importa en qué ciudad de España la pidas, es típica en toda la península. Como bien imaginaréis, los ingredientes principales de la tortilla son las patatas y el huevo, sin olvidar el aceite de oliva tan característico de la gastronomía española. ¡Muy simple y fácil de cocinar!

A pesar de que el origen histórico de la tortilla de patatas no está claro, se cree que este plato también tiene su procedencia en el mundo campesino y rural, ya que se elabora con alimentos económicos y fáciles de obtener también en su época.

Gazpacho andaluz

Otro plato también muy tradicional es el gazpacho andaluz. Esta especie de sopa anaranjada se elabora principalmente con tomate, pepino, ajo, cebolla, pimiento, aceite de oliva y vinagre. A diferencia de los platos anteriores, el gazpacho se come sobre todo en verano, ya que es un alimento fresco y sano. Es muy común que se coma con picatostes, es decir, pequeños trocitos de pan fritos y crujientes, aunque esto depende del gusto del consumidor.

Como dice su propio nombre, este plato es originario de Andalucía, sin embargo, sus principales ingredientes (el pimentón y el tomate) no los añadieron hasta la llegada de estos productos desde América en el siglo XVI.

Papas arrugadas

Este plato es probablemente el más representativo de las Islas Canarias y solo se cocina en esta zona, así que si quieres probar las papas arrugadas (o papas arrugás) tendrás que desplazarte hasta alguna de estas islas. Obviamente, los ingredientes necesarios para su elaboración son las patatas, de un tamaño más bien pequeño, y una considerable cantidad de sal gorda. Y diréis: ¿qué de peculiar tiene este plato? Pues bien, el cocinado de las patatas es muy diferente al habitual, ya que se cuecen con agua y mucha sal, lo que hace que la piel de este alimento se arrugue. Es muy común que las papas arrugadas se acompañen con una salsa canaria: el mojo picón.

Crema catalana

¡Ahora sigamos con un postre muy tradicional! El dulce por excelencia de Cataluña: la crema catalana. Este delicioso postre se cocina con leche, azúcar, yema de huevo, harina de maicena, limón, canela en rama y azúcar para quemar. Tradicionalmente, este postre catalán se sirve en cazuelas de barro y su toque final consiste en el quemado del azúcar que se espolvorea por arriba para que se caramelice y tenga una textura más crujiente. Antes la crema catalana se comía en días de fiestas como postre y sobre todo el 19 de marzo, día de San José, pero en la actualidad se suele comer durante todo el año.

Churros

¡Protagonistas de los desayunos y meriendas de invierno! Este dulce tan típico español, casi siempre acompañado de una buena taza de chocolate caliente, se puede encontrar por todas las zonas del país, sin embargo, es mucho más común en la capital, en Madrid. Para cocinarlos tan solo hace falta harina, agua, sal, aceite y, por supuesto, azúcar para espolvorear por arriba. 

Además de comerse para desayunar o merendar, es un alimento muy cultural, ya que forma parte de las ferias y de los días de fiesta.

Respecto a la historia de los churros, no se sabe al 100% cuál es su procedencia, pero hay algunas hipótesis, como por ejemplo, que este dulce llegó a la península desde China, pero que era más bien una comida salada; en España, como buen dulce, se sustituyó la sal por el azúcar y, desde entonces, no hay día de invierno sin una buena ración de churros

¡Y hasta aquí la entrada de hoy dedicada a la comida! A nosotras solo de escribirlo se nos ha hecho la boca agua 🤤 Queridos lectores, ¿habéis probado alguna vez uno de estos platos? Contadnos en los comentarios, tenemos ganas de leeros 😀 ¡Ah! Y si queréis acceder a más contenidos en español, no dudéis en seguirnos en nuestra cuenta de Instagram: elglobodeele.

¡Hasta la próxima y…. buen provecho! 😋

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s